Just another WordPress weblog
RSS icon Home icon
  • Acerca de…

    El año pasado, mi proveedor de energía eléctrica comenzó a mandar notas en la factura dando a entender que contratase la potencia que necesitaba y la obligatoriedad de tener un dispositivo de control de potencia (ICP).

    Como el contrato de la electricidad era el original de la casa y tenía muchos años (y poca potencia contratada), aproveché la coyuntura para solucionar esto, contraté a un instalador eléctrico para que adaptase y renovase la instalación de la vivienda, instalase el famoso ICP y una vez todo preparado, contratar la potencia nueva, evitando posibles sorpresas como tener que instalar un ICP para la potencia contratada, que en determinados momentos sería insuficiente.

    Durante la actualización de la instalación descubrí algunas cosas:

    Que mi contador “andaba” sin consumo, esto parece que se resolvió al actualizar la instalación, pues habría alguna fuga o derivación.

    Que el instalador me comentó que mi consumo era excesivo para los aparatos que tenía. Ni calentador eléctrico, ni vitrocerámica…

    Esperé un tiempo a ver si la nueva instalación y el “andar” del contador por su cuenta bajaban dicho consumo, pero no bajó a los niveles de otros usuarios. Aquí es cuando uno se mosquea porque tiene un consumo mucho mas elevado de lo que debiera y decide averiguar que está pasando.

    Lo primero es comprobar que el contador no marca de mas, luego bajar todos los consumos, haciendo para ello:

    Cambiar la iluminación por otra de bajo consumo.

    Renovar el frigorífico por uno de clase energética A (que el viejo ya tiene 17 años!!!).

    Cambiar puntos de consumo (cuando no resulte carísimo) por otra solución mas eficiente (ya veremos esto).

    A lo largo de las entradas que publique, daré consejos que a mi me han servido para bajar mi consumo hasta en mas de la mitad, aunque mi gasto anterior tenía algunas peculiaridades que no se dan en todas las viviendas, seguro que algo puedes bajar en la tuya (y te sorprenderás cuanto).

    Posteriormente a esto, encontré una serie de artículos sobre los “vampiros eléctricos” que me llevó a investigar cuantos tenía en casa, y bueno, estos son los que consumían mas del 50% de mi factura, ahora les he dado todo el ajo y balas de plata que necesitan y solo los dejo salir cuando es necesaria su presencia :-).

    Intentaré añadir algun que otro consejo que también me ha servido con otras facturas de suministros, aunque en principio, esto se creó para que reduzcas el consumo eléctrico.

    Si tienes dudas o quieres aportar alguna idea, por favor usa el foro que se instalará próximamente.